Biden, la frontera y por qué se van a construir más tramos del muro

Tomado de: The New York Times

El gobierno de Joe Biden anunció el jueves de la semana pasada que construiría en la frontera hasta 32 kilómetros de vallas que fueron autorizadas durante el gobierno de Donald Trump en el valle del río Grande, en Texas.
El Times Una selección semanal de historias en español que no encontrarás en ningún otro sitio, con eñes y acentos.

Esta decisión es desconcertante. Cuando era candidato, el presidente Biden prometió que jamás construiría ni un metro más de muro fronterizo y, el jueves, les dijo a los reporteros que no creía que el muro sería eficaz.
Aunque el expresidente Trump hizo del muro fronterizo una parte característica de su política migratoria, no fue el primer presidente en construir barreras para evitar que entrara gente a Estados Unidos de manera ilegal.
Algunas secciones del muro fronterizo datan de la década de 1990. En 2006, el Congreso retomó la idea y lo extendió. Cuando era senador, Biden estuvo a favor y la construcción también siguió durante el gobierno de Barack Obama. A lo largo de los años, han comenzado proyectos de vallas que se han frenado por cuestiones ambientales y judiciales.
Esto es lo que hay que saber sobre su versión más reciente.
¿Por qué Biden va a construir el muro?
El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, afirma que Biden va a construir hasta 32 kilómetros de muro fronterizo porque debe hacerlo.
El gobierno señaló que estaba obligado a construir esta nueva sección de vallas porque el Congreso ya había asignado los recursos para hacerlo en 2019. Según Mayorkas, no había logrado convencer al Congreso de revocar los fondos.
“Desde el primer día, esta gestión ha dejado en claro que un muro fronterizo no es la respuesta”, declaró Mayorkas el jueves en Ciudad de México, después de que un miembro de la prensa mexicana le preguntó sobre este aparente retroceso. “Esa sigue siendo nuestra postura y nunca hemos vacilado”.
Pero la justificación que dio Mayorkas en el Registro federal insinuaba que la construcción a lo largo de esta franja era necesaria para detener los cruces no autorizados.
“En este momento, hay una necesidad apremiante e inmediata de construir barreras físicas y carreteras en las inmediaciones de la frontera de Estados Unidos para impedir las entradas ilegales a Estados Unidos”, escribió en la notificación pública.
El gobierno también dijo que iba a suspender más de 20 leyes y normas federales para permitir la construcción de las vallas.
Los fondos asignados para esta sección de vallas no son los mismos que los del Departamento de Defensa que Trump reprogramó para construir el muro. El primer día de su mandato, Biden suspendió el uso de los fondos de defensa reprogramados.
¿Los migrantes han estado cruzando la frontera en el valle del río Grande?

Este año, los agentes de la Patrulla Fronteriza han realizado más de dos millones de arrestos en la frontera suroeste. De acuerdo con los datos del gobierno, cerca de 245.000 de estos fueron en la zona del valle del río Grande.
Se trata de una zona en la que, con frecuencia, grupos numerosos de migrantes cruzan juntos. En un periodo de cinco días en julio, los agentes de la Patrulla Fronteriza arrestaron a cuatro grupos grandes, en total 520 migrantes; casi todos eran de Centro y Sudamérica. Los oficiales fronterizos afirman que una técnica común de los traficantes es enviar al mismo tiempo a grupos grandes de migrantes. Según los oficiales, el propósito es abrumar a los agentes de la Patrulla Fronteriza en las zonas remotas donde los recursos son escasos. En esta región, muchos migrantes terminan siendo rescatados con deshidratación o algunos otros problemas de salud que se presentan por estar muchas horas en el desierto.
El condado de Starr tiene alrededor de 66.000 residentes y está al oeste de la ciudad de McAllen. También alberga el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Valle Bajo del Río Grande que se extiende a lo largo del último tramo de 442 kilómetros del río.
Los ambientalistas han sostenido que construir una barrera con bolardos, reflectores y otros tipos de infraestructura, como las carreteras, perjudicará a la fauna y flora que habitan en el corredor de vida silvestre.
La densa vegetación a lo largo del río y el aislamiento del área hacen que esa zona sea ideal para que crucen los migrantes. Cuando llega la noche, los traficantes inflan balsas y envían a decenas de personas (o más) al otro lado del río Bravo. Muchos de los migrantes usan brazaletes con los que los traficantes los identifican por categoría: adulto soltero, familia, menor no acompañado.
Después de cruzar, los migrantes casi siempre caminan algunos kilómetros hasta que se topan con un vehículo de la Patrulla Fronteriza. Se entregan y esperan un transporte a alguna de las estaciones para ser procesados por las autoridades.
¿Qué longitud tiene el muro fronterizo?

Hay 1136 kilómetros no contiguos de muro fronterizo —formado por una variedad de barreras— a lo largo de diversas secciones de la frontera de casi 3200 kilómetros entre México y Estados Unidos. La construcción de un muro fronterizo continuo nunca ha sido una opción realista debido a que el terreno es muy diferente a lo largo de la frontera.
También hay barreras naturales que hacen que los cruces sean más lentos, tal como lo hacen las barreras artificiales. En muchas zonas, el muro u otras barreras se han construido al norte de la frontera internacional. Esto significa que los migrantes pueden cruzar a Estados Unidos, pero siguen detrás del muro.
¿Qué presidentes lo han ampliado?

La primera versión de un muro fronterizo destinado a frenar la inmigración ilegal se hizo en 1993, cuando el presidente Bill Clinton pidió que se construyeran 22,5 kilómetros de vallas —una cerca de tres capas— entre San Diego y Tijuana. En ese momento, había una cantidad considerable de cruces ilegales en la zona.
En 2006, el Congreso solicitó otra construcción de vallas de al menos 1125 kilómetros durante el gobierno de George W. Bush. Para fines de 2008, el gobierno anunció que había terminado la construcción de una valla de casi 804 kilómetros.
De acuerdo con los datos del gobierno, en el gobierno de Obama, cuando Biden era vicepresidente, se añadieron cerca de 210 kilómetros de vallas.
Durante el gobierno de Trump, se construyeron vallas fronterizas de cerca de 737 kilómetros no contiguos, principalmente para remplazar las que habían sido colocadas por gobiernos anteriores. De acuerdo con la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, solo se añadieron 140 kilómetros de vallas nuevas.
Difícilmente se parecía a lo que Trump había descrito mientras coreaba con sus partidarios “construir el muro”. Imaginó un muro de hormigón, a veces con púas o pinchos en la parte superior de una estructura de acero para desgarrar la carne de los migrantes si intentaban escalarlo. En un momento dado, sugirió pintar el muro de negro, para que quemara la piel de cualquiera que intentara atravesarlo durante el calor extremo del verano.
¿Sirve de algo construir un muro?
Pese a que Biden afirma que construir un muro no funciona, sus solicitudes de presupuesto al Congreso dicen lo contrario.
“El sistema de muro fronterizo entorpece e impide los cruces fronterizos ilegales porque permite que la policía tenga un mejor tiempo de respuesta y que haya más oportunidad de aplicar la ley de manera exitosa”, dicen los documentos de solicitud presupuestaria para el año fiscal de 2023.
Los miembros de las fuerzas del orden que trabajan a lo largo de la frontera sur de Estados Unidos también señalan que las secciones de vallas son una parte eficaz de la estrategia general para proteger la frontera.
Desde hace mucho tiempo, los detractores han dicho que un muro no es la solución; tanto su construcción como las constantes reparaciones son costosas.
Janet Napolitano, una exgobernadora de Arizona, solía decir: “Muéstrenme un muro de 15 metros y yo les enseñaré una escalera de 15,5 metros”. Posteriormente, Napolitano se convirtió en la secretaria de Seguridad Nacional del gobierno de Obama y abogó por que la seguridad nacional incluyera una variedad de medidas, entre ellas las tecnológicas.
Un muro también es peligroso para quienes intentan escalarlo. En mayo, alguien que intentaba entrar en el país dejó caer a un niño de 4 años por encima del muro. En 2018, una mujer fue empalada por las barras de metal, y otra murió en 2022 tras quedar “atrapada” en la valla.
¿Qué ha hecho Biden de forma diferente a Trump?
La idea de un muro fronterizo siempre ha sido controvertida. Algunos dicen que va en contra de la historia de Estados Unidos de dar la bienvenida a las personas migrantes. Otros quieren que indique que las personas sin autorización no son bienvenidas. Pero Trump se identificó tanto con el muro que adquirió más carga política que nunca, y todavía representa una parte clave de la estrategia de los legisladores republicanos para asegurar la frontera.
En su primer día en el cargo, en enero de 2021, Biden detuvo toda la construcción del muro fronterizo, una revocación directa de la política de Trump. Trump había ordenado que se reprogramaran los fondos de defensa para cubrir la construcción adicional, porque el Congreso se negó a asignar la cantidad de dinero que Trump quería. Cuando Biden detuvo la construcción financiada por el Departamento de Defensa, esto dejó partes del muro en varios estados de construcción, con suministros abandonados en secciones inacabadas.
Unos meses más tarde, el número de cruces ilegales empezó a aumentar significativamente, y las políticas fronterizas de Biden, en particular la paralización de la construcción del muro, enfurecieron a los republicanos y a algunos funcionarios encargados de hacer cumplir la ley a lo largo de la frontera sur.
En algunas zonas, esto provocó pequeñas pero significativas brechas que se convirtieron en nuevos puntos de cruce para los miles de personas al día que llegaban a Estados Unidos sin autorización y se entregaban a los agentes de la Patrulla Fronteriza.
El gobierno de Biden ha abordado algunas de estas brechas y ha realizado reparaciones, pero hasta ahora no había emprendido nuevas construcciones significativas.

https://www.nytimes.com/es/2023/10/10/espanol/estados-unidos-muro-biden.html

La Voz del Pitic

Learn More →